¿Cómo hacer un gallinero por dentro?

gallinero por dentro con ponederos

Si estás pensando en construir tu propio gallinero, sabrás que hay muchas cosas que tener en cuenta.

Una de ellas, sin duda una de las más importantes, es saber cómo hacer un gallinero por dentro.

Te tienes que volcar de forma notable en este proceso, puesto que gran parte de la satisfacción de tus gallinas depende de que se encuentren a gusto en el interior.

Sigue leyendo para descubrir qué tienes que hacer para asegurar que tus gallinas disfrutarán de las mejores condiciones de vida en el interior del gallinero.

¿Cómo hacer el interior del gallinero?

Una vez has creado la estructura o la has comprado prefabricada, dependiendo de la que haya sido tu opción, lo que tienes que hacer es ocuparte del interior.

Esto es crucial, puesto que sería equivalente a la adquisición de mobiliario para tu propio hogar. Puedes imaginar que, para las gallinas, resulta muy importante que las cuides y que les pongas todo lo que necesitan para encontrarse felices.

A continuación, te contamos uno por uno los elementos que tienes que instalar en el interior del gallinero.

Cajas nido o ponederos

Este es el sitio donde las gallinas van a poner sus huevos. Se trata, además, de un lugar en el cual se van a sentir seguras y a gusto. Por ello, debes instalarlas en la zona que tenga menos luz del interior del gallinero.

También es recomendable que no esté en el mismo lado que las perchas (luego te hablamos de ellas).

Ponederos gallinas gallineros interior

El motivo de ello es diferenciar las zonas y que el nido no se llene de excrementos, puesto que es conveniente que sea una zona lo más limpia posible.

Es necesario que pongas paja u otro buen relleno en el nido. Eso hará que la gallina se sienta más cómoda y que llegue a poner el huevo con total comodidad.

No obstante, existe el riesgo de que las gallinas se acaben sintiendo tan cómodas que decidan dormir en el nido.

A veces esto ocurre porque las medidas del nido son demasiado grandes e invitan a las gallinas a quedarse en el mismo.

Es importante que intentes que esto no ocurra, puesto que no suele haber nido para todas las gallinas y podrían llegar a generar una obstrucción que impida a otras poner sus huevos.

Perchas

Aunque quizá alguna de tus gallinas duerma en el suelo, por lo general no suele ser lo más frecuente. Por naturaleza, estas aves están acostumbradas a dormir en una posición elevada.

Eso es lo que les dicta el instinto, puesto que les permite encontrarse más a salvo de posibles depredadores y reaccionar con mayor rapidez cuando se produzca algún tipo de incidente.

perchas gallineros interior

Si bien tus gallinas viven tranquilamente en el gallinero y no hay peligros, lo cierto es que no por ello perderán el instinto de dormir elevadas.

Por eso es necesario que instales perchas.

Son palos largos que permiten que las gallinas se suban en ellos para dormir.

Lo más recomendable es que instales dos perchas por gallinero, salvo en el caso de que se trate de una gran instalación que necesite un número mayor.

Con un metro de percha tendrás espacio para cuatro gallinas de gran tamaño. Por otro lado, necesitas que haya una distancia entre perchas de unos 40 cm.

Ventana

Que la caseta de tu gallinero tenga una ventana es algo imprescindible. Se trata de la manera en la cual te aseguras de conseguir que el aire circule dentro del gallinero de una manera correcta.

Y eso es fundamental para tener la garantía de que tus gallinas se encontrarán en un buen estado de salud y que se evitarán infecciones, virus y otros problemas similares.

gallinero exterior ventana

Otro de los usos que tiene la ventana y, por consiguiente, la ventilación, es eliminar el amoníaco que libera el estiércol cuando se encuentra húmedo.

La cantidad suele ser elevada, por lo que no resulta recomendable que las gallinas estén expuestas a ello.

La ventilación que proporciona la ventana es más que suficiente para limpiar el aire y que el amoníaco desaparezca.

Además, la ventana también será una manera de permitir que la luz del sol entre dentro del gallinero. Aunque los ponederos es mejor que estén aislados de la luz, el resto del interior sí que la necesitará.

Es mejor no tener que recurrir a luz artificial, puesto que mal utilizada podría generar problemas, por lo que la ventana será una gran ayuda para que el sol aporte toda la luz que necesitan tus gallinas.

Bandeja extraíble

La zona de la bandeja extraíble es recomendable que se encuentre cubriendo la extensión que tengan las perchas. El motivo de ello es que las gallinas, cuando liberan sus residuos orgánicos, es cuando están durmiendo.

De ahí que sea mejor que no dejes dormir a las gallinas en el nido, porque llegarían a ensuciarlo mucho y sería algo que podría pasar factura a toda la instalación.

Esta bandeja no tiene que tener ningún sistema avanzado. Lo importante es que la puedas extraer desde el interior hacia fuera para llevar a cabo su correcta limpieza. Piensa que en estas bandejas se acumula un gran volumen de suciedad y restos, de forma que tendrás que limpiarlas de una manera habitual.

Por ello, cuanto más fácil sea sacarlas, mucho mejor. Esta bandeja debe tener arena para absorber los excrementos de las gallinas y, su limpieza, tendría que ser de, al menos, una o dos veces a la semana.

Comederos y bebederos

No hay un punto de vista generalizado que se adopte en cuanto a la posición en la que se tienen que encontrar los comederos y bebederos.

Hay especialistas que prefieren tenerlos en la zona exterior, mientras que otros se decantan por ponerlos en el interior. En realidad, es algo que tú puedes decidir dependiendo de tus preferencias e intereses.

Si pones el comedero y el bebedero en el interior, te beneficiarás de unas condiciones sanitarias más convenientes para la alimentación de las gallinas.

Esto suele ser algo que se decide hacer cuando existen riesgos de infecciones y contagios de virus, puesto que en el exterior hay más exposición.

Pero, en contraposición a eso, al poner la comida y el agua en el interior, estás aumentando las posibilidades de que ese espacio termine estando más sucio de lo que debería.

En el caso de decidirte a poner estos elementos en el interior, algo que podrá irte muy bien si, por ejemplo, tu gallinero es muy grande, es recomendable que lo hagas con modelos colgantes.

Eso reduce de manera considerable los riesgos que hay de que la zona se ensucie demasiado.

A las gallinas no les importa si pones el comedero un poco elevado y tienen que ir a él a comer: lo harán encantadas.

Asimismo, es mejor que selecciones modelos que tengan sistemas que bloquean el despilfarro de comida o agua. Eso hará que el suelo no acabe lleno de uno de estos elementos.

Sistema de aislamiento térmico

Tanto por el paso del tiempo, como por el uso y el deterioro al que se somete a la madera, es frecuente que la estructura del gallinero pueda tener agujeros o partes que estén un poco debilitadas.

gallinero interior gallinas estructura

Estos suelen ser los espacios por los que se cuelan animales que no han sido invitados, como ratones, así como reptiles e insectos que podrían no ser seguros para las gallinas.

Por otra parte, también suelen ser los espacios en los que se refugian los parásitos, como los piojos de las gallinas, en los momentos en los que no están succionando la sangre de tus aves.

Por ello, sella todas las aberturas o grietas que encuentres en la madera cuando hagas una revisión de las instalaciones.

Además de evitar el problema de los demás animales, lo que también estarás consiguiendo al hacer el cerrado de estas partes, es mantener una buena condición térmica en el interior del gallinero.

Eso es importante, puesto que hará que durante el invierno el interior sea más cálido y que, en el verano, esté más fresco. Así proporcionarás la mejor temperatura a las gallinas.

¿Es posible mejorar el interior de un gallinero prefabricado?

Pongamos que has comprado un gallinero prefabricado. Hay modelos estupendos que están muy bien pensados y que tienen en cuenta todas las necesidades de tus gallinas.

Pero es posible que quieras hacer alguna modificación o incluso añadir algo. ¿Supondría esto un problema? En realidad, no.

Como podrás apreciar, los gallineros son muy versátiles y tienen espacio de sobra para que puedas hacer añadidos.

¿Quieres cambiar el nido porque no te gusta cómo queda? Puedes añadir otro en uno de los espacios libres. O también es posible alterar la cantidad de perchas.

Lo más importante es que tus gallinas se encuentren a gusto y que tú tengas claro que estás conforme con la manera en la que has hecho el gallinero por dentro.

¿Te ha resultado útil este contenido?
(Votos: 1 Promedio: 5)