¿Cómo incubar huevos de gallina en incubadora automática?

¿Estás interesado en saber cómo incubar huevos de gallina en incubadora automática? ¡Cada vez lo hacen más personas en sus propias casas! Y, te podemos decir, que la sensación de ver nacer tus primeros pollitos es algo que nunca se olvida. Por ello, no nos extraña nada que estés buscando aprender a hacerlo y, sobre todo, a conseguirlo con el menor esfuerzo posible y con los mejores resultados.

¿Por qué una incubadora automática?

La expansión de las incubadoras automáticas es lo que ha conseguido que una nueva serie de personas se animen a tener sus propios pollitos en la comodidad del hogar.

Eloklem incubadora para 56 huevos. Automática

Quienes tienen un gallinero, por ejemplo, disfrutan de la mejor manera de llenarlo de nuevos inquilinos. No solo como forma de ahorrar respecto a la compra de los pollitos en un comercio especializado, sino también para disfrutar de esa sensación tan maravillosa de verlos piar por primera vez.

Las incubadoras han evolucionado mucho en los últimos años y los modelos automáticos son la representación máxima de la comodidad.

La mayor parte de las funciones y tareas que se tienen que realizar durante el proceso de incubación quedan en manos de la propia incubadora, por lo que no te tienes que preocupar ni de dar la vuelta a los huevos ni de estar al tanto de la humedad. Esas son ventajas, sin duda, muy beneficiosas.

¿Cómo incubar huevos en una incubadora automática paso a paso?

A continuación, te explicamos todo el proceso paso a paso para que puedas seguirlo fácilmente incluso si es la primera vez que vas a incubar huevos. Verás que, con un poco de atención y esfuerzo, llegarás a tener tus primeros pollitos sanos y llenos de vida.

Paso 1: procede a la configuración inicial

Lo bueno de las incubadoras automáticas es que lo hacen todo prácticamente por ti. Eso no significa que no te tengas que asegurar de que los valores de temperatura y humedad están configurados de una manera correcta.

Es fácil descubrir cuáles son los valores estándares a los que tiene que estar la incubadora. Asegúrate de que todo está configurado adecuadamente, con una temperatura que estará entre los 37,2 ºC y los 37,8 ºC, aunque cambiará en los últimos días de la incubación.

Por su parte, la humedad es recomendable que alcance un nivel del 60% en los primeros 18 días y que luego, en el final de la incubación, ascienda al 70%. El principal motivo es que el agua ya se habrá evaporado y tendrás que ajustar la humedad. En cualquier caso, la incubadora automática ajusta estos valores de forma independiente para que solo tengas que supervisar.

Paso 2: comprueba que los huevos sean fértiles

Esto es importante que lo hagas lo antes posible, puesto que no querrás tener en la incubadora huevos que no sean fértiles. Las pruebas de fertilización te ayudarán a saber si el huevo tiene posibilidades de generar un pollito o si, en realidad, no hay nada en él.

No hay que pensar que todos los huevos comprados a un vendedor especializado con gallinas reproductoras van a tener que estar fecundados. En ocasiones hay una pequeña proporción de huevos que no lo están y resulta normal. Por ello es necesario asegurarse antes de comenzar con el proceso de incubación.

ovoscopio huevos de gallinas fertilidad

La manera de hacerlo es mediante luz. Puedes adquirir un dispositivo especializado como un ovoscopio o recurrir a un método más sencillo del estilo de una linterna.

En ambos casos obtendrás un buen resultado, pero la forma de realizar la comprobación será distinta. Lo que vas a hacer con estas herramientas es proyectar una luz hacia el huevo que lo traspase.

Pero se trata de algo que tienes que ver a trasluz, por lo que la habitación tiene que encontrarse en la más absoluta oscuridad. Eso te permitirá ver qué hay en el interior del huevo.

Con el ovoscopio el proceso es muy simple, porque solo tienes que colocarlo en la superficie del huevo y verás el interior para saber si es fértil o no.

Con la linterna, te debes asegurar de que tenga un diámetro reducido, a ser posible menor que el de los huevos. Tendrás que usar los dedos para que envuelva el huevo y la linterna. La luz no saldrá por los lados y crearás un efecto de ovoscopio de una manera simple.

Es normal que no puedas ver el interior a la primera, así que gira el huevo hasta que llegues a dar con el mejor ángulo.

¿Cuándo es fértil? Cuando lo que veas sea un punto del cual parece que se generen unas venas que forman una tela de araña. Se trata del embrión y de los vasos sanguíneos conectados. Por el contrario, si lo que veas en el interior del huevo es una estructura uniforme en forma de yema, tenemos que decirte que no será fértil.

Paso 3: pon los huevos y deja que la incubadora trabaje

Antes de poner los huevos, enciende la incubadora y déjala funcionando un día para que puedas controlar la temperatura y el sistema de humedad. Eso te dará tiempo para preparar el terreno y asegurarte de que todo funciona correctamente. Después pon los huevos y procede a cualquier acción que te solicite la incubadora, como poner agua.

A partir de ahí cuenta 18 días para la primera fase. Después de eso tendrás que poner agua de nuevo y seguir asegurándote de que la temperatura y la humedad están en los valores adecuados. Solo quedarán 3 días hasta que nazcan los pollitos.

Paso 4: eclosión

Los pollitos van a estar como locos por salir el día 21. Lo primero que observarás es que han usado su pico para hacer un agujerito en el huevo.

Esa será la primera señal del nacimiento. Unas horas más tarde, entre seis y doce horas, te irás fijando en que el cascarón se va agrietando más.

Así es como sabrás que los pollitos están intentando salir y, al mismo tiempo, acostumbrándose a respirar, algo para lo cual sus pulmones necesitan un poco de tiempo.

pollitos amarillos

Es importante que no aceleres la salida del pollito del cascarón, puesto que podría ser negativo para él. Espera el tiempo necesario y, si todavía no sale del huevo, entonces sí que podrías ayudarle.

¿Te ha resultado útil este contenido?
(Votos: 1 Promedio: 5)